¿Qué es el Opt-in?

El Opt-in es el proceso por el cual una persona nos da su consentimiento de enviarle emails de marketing a su buzón de correo sin que sea intrusivo, ni tampoco los etiquete como spam.

de hecho la ley en muchos países obliga a contar con el permiso de una persona, y que esta haya consentido que se le envien emails de forma regular o intermitente. En email marketing es importante contar con el Opt-in pues así nos aseguramos que quien reciba emails con cierta información acerca de marcas productos o servicios esten autorizados.

Uno de los errores más comunes a nivel empresarial es enviar emails sin el consentimiento de la persona, esto hace que se etiqueten como spam, arriesgando la reputación de la empresa. Por ello nunca se debe comprar bases de datos de terceros y empezar una campaña de email marketing sin Opt-in, pues es el peor de los errores. Es importante contar con un plan estratégico de fidelización de clientes, una vez formen parte de una extensa base de datos o Customer Relationship Managment CRM para así poder gestionar campañas de fidelización.

Ahora bien el doble Opt-in es lo que asegura que los conusmidores o leads quienes se han registrado en un formulario de contacto quieran recibir los emails de nuestra empresa sin marcarlos como no deseados. Este proceso es cuando el usuario marca una casilla de verificación consintiendo que quiere recibir varios emails acerca de promociones, ofertas, regalos, bonos etc.

Posteriormente la persona recibe un correo de confirmación, el cual previamente ha dejado en el formulario, así, tendrá que abrilo y confirmar si queire ser parte de la base de datos CRM de nuestra empresa.  Daría la impresión que este proceso es largo y tedioso pero no lo es, pues es mejor asegurarse de trabajar con prospectos o clientes fidelizados.

Hay tres pasos a seguir:

1. Que la persona se inscriba en el formulario.

2. Una vez se inscriba, le saldra la página de gracias donde tendrá que abrir el email de su bandeja de entrada y confirmarlo.

3. Se le confirma al usuario que pasa a formar parte de la base de datos, se ha suscrito de manera correcta.

Una vez completado estos tres pasos ya es posible dejar todo en manos de los email marketers o gestionadores de las bases de datos, donde es indispensable un manejo adecuado y formal del mismo. Los clientes satisfechos son aquellos que se les ha dado un trato preferencial dentro del Opt-in, es decir no quieren recibir tantos correos pero a su vez son los que más necesitan resolver un problema, y necesitan de información todo el tiempo, pues la calidad del servicio al cliente es fundamental para fidelizarlo y no tenerlo buscando otras opciones cuando ya deberia mostrar cierto compportamiento y actitud de lealtad hacia nuesta marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Habla con nosotros